Saltar al contenido

Importancia del gateo para leer y escribir

Si no lo sabes, el gateo para leer y escribir es importante, ¿por qué? Este hábito supondría un desarrollo inminente en el bebé. Le da la posibilidad de obtener una mayor autonomía y claro, la posibilidad de descubrir, curiosear y explorar nuevas cosas.

Los bebés normalmente tienden a gatear entre los 6 a 9 meses de haber nacido. Y a pesar de que varios son los que saltan dicha etapa, son grandes las ventajas que les otorga tal posibilidad. A pesar de que suene extraño, el gatear ayudará al bebé a leer y escribir en el futuro ya que consigue estimular, entre varias cosas, su motricidad fina. Todo esto se traduce con un buen control en el trazo al momento de escribir.

Importancia del gateo para leer y escribir

Cuando está en la etapa donde el gateo es su principal actividad, sabemos lo agotador que puede ser para los padres. Y es que el hijo a pesar de tener cierta autonomía, nos pone un poco nervioso el hecho de que decidan explorar por la casa. Lo ignoras unos cuantos segundos y ya está a punto de bajar las escaleras o llevarse a la boca una pequeña moneda.

La curiosidad no puede satisfacerse y más de una vez no vemos en la obligación de sentarlo en una sillita para que se quede quieto. No obstante, muy alejado de esta acción, es necesario causar un estímulo en el gateo por sus diversos beneficios. Entre las ventajas están la posibilidad de obtener nuevas habilidades para leer y escribir.

Ejercicio para la vista

El gatear ayudará al bebé a ejercitar su vista hasta perfeccionarla, además, aprenderá a enfocar los dos ojos. Esto será de vital ayuda para colocar el libro en la distancia apropiada cuando comience con la lectura y la escritura.

Mejor tacto

También, consigue estimular el tacto en la palma de la mano. O sea, consigue mayor sensibilidad para, en un futuro, controlar mejor el trazo en la escritura. La palma de la mano normalmente masajea conforme el bebé gatea y esto le da la información necesaria al cerebro en referencia a las texturas y sensaciones.

Patrón cruzado

Además, se desarrolla más el patrón cruzado de los movimientos. Este consiste en realizar movimientos con el brazo derecho y los pies izquierdos y viceversa. Se consigue que los hemisferios del cerero busquen trabajar más coordinadamente. Esto conllevará a realizar movimientos mecanizados y simultáneos en los dos lados del cuerpo.

Coordinación

Otro de los beneficios del gateo es la coordinación ojo mano. Gracias al gateo, el bebé logra calcular la distancia exacta entre el ojo y la mano. Esta es necesaria más adelante al momento de leer y escribir.

Control del peso

El gateo también logrará que el bebé sujete su peso con las dos manos. De esa forma conseguirá mayor estabilidad en los hombros y las palmas. Los puntos fuertes es la motricidad fina que se presenta, la misma logrará que el niño dibuje mejor más adelante.

Como verás, el gateo para leer y escribir sí que es esencial. Si tienes alguna duda o sugerencia respecto al artículo, no te olvides que abajo encontrarás una caja donde puedes comentar.